Jurisprudencia Ambiental
Ver informacion
La Mujer y la Politica
Ver informacion
Niños Abandonados
Ver información
shape
Unete a Nuestras Redes Sociales
shape

Bienvenidos a nuestro Web Site www.fundaciondejamevivirenpaz.org                         
shape
shape
shape
shape
Compra de Artesanía
shape

Coalición Latinoamericana y Caribeña de Ciudades
contra el Racismo

La Coalición Internacional de Ciudades contra el Racismo es una iniciativa impulsada por la UNESCO en el año 2004 que pretende crear una red de ciudades interesadas en el intercambio de experiencias con el objetivo de mejorar sus políticas de lucha contra el racismo, la discriminación y la xenofobia.

Es necesario que los Estados ratifiquen y pongan en práctica las convenciones, recomendaciones y declaraciones internacionales. Al mismo tiempo, resulta sumamente importante que los actores sobre el terreno, las propias víctimas de las discriminaciones inclusive, participen para garantizar que los instrumentos internacionales y nacionales se apliquen y respondan a los problemas concretos. La UNESCO ha elegido las ciudades como espacio privilegiado para conectar las acciones globales con las locales. Las autoridades municipales, en tanto que responsables de las políticas de ámbito local, desempeñan una función clave para crear sinergias. EL objetivo final es lograr que las ciudades interesadas se unan en la lucha conjunta contra el racismo a través de una Coalición Internacional. Para poder tener en cuenta las especificidades y prioridades de todas las zonas del mundo, se están creando coaliciones regionales con programas de acción específicos. La Coalición Latinoamericana y Caribeña de Ciudades contra el Racismo representaría un paso hacia una coalición internacional.

Consulta mas Noticias Internacionales
<------   Anterior             Siguiente   ------>
Plan de Acción:
Se ha elaborado un Plan de Acción de 10 puntos para la Coalición Latinoamericana y Caribeña contra el Racismo. En julio de 2004, la UNESCO, en estrecha colaboración con la ciudad de Nuremberg (Alemania), que lidera la coalición en Europa,organizó una reunión de expertos. Representantes de las ciudades de Barcelona, Cracovia, París, Saint-Denis, Estocolmo y Nuremberg, representantes de ONGs y de redes de ciudades como la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras, así como distintos representantes del mundo académico, debatieron sobre las posibles actuaciones que el Plan de Acción debería contemplar.




De similar manera, bajo el liderazgo de Montevideo, un comité de expertos latinoamericanos y caribeños debatió sobre un Plan similar, adaptado a esta región. El Plan de Acción de 10 Puntos resultante comprende un conjunto de diez compromisos que abarcan distintas esferas de competencia municipal, como educación, la vivienda y el empleo, además de las actividades culturales y deportivas. En particular, presenta diversas propuestas concretas que los responsables municipales pueden completar y desarrollar. Las ciudades firmantes se comprometen a integrar este Plan de Acción en sus políticas y estrategias municipales, y a implicar a los diferentes interlocutores de la sociedad civil en puesta en marcha. La UNESCO insta a las ciudades a prestar la máxima atención al Plan de Acción de 10 puntos y a ser de las primeras en sumarse a la Coalición de Ciudades contra el Racismo.

Algunas Definiciones:
• La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación racial, define la discriminación racial como “toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales, en un

• En sus manifestaciones prácticas, el racismo incluye “las ideologías racistas, las actitudes fundadas en prejuicios, los comportamientos discriminatorios, las disposiciones estructurales y las prácticas institucionalizadas que provocan la desigualdad racial... se manifiesta por medio de disposiciones legislativas o reglamentarias y prácticas discriminatorias, así como por medio de creencias y actos antisociales” (artículo 2 de la Declaración de la UNESCO sobre la Raza y los
Prejuicios Raciales, 1978).

¿Por qué debemos unirnos contra el racismo, la discriminación y la xenofobia?

Independientemente de su origen o de la forma que adopte, el racismo levanta barreras que impiden el desarrollo de sus víctimas individuales o colectivas, corrompe a quienes lo ejercen, y divide a comunidades y naciones. Representa una grave amenaza para la convivencia y el intercambio pacífico entre comunidades que viven en un mismo espacio, y pone en peligro la existencia de una ciudadanía democrática y participativa. El racismo consolida y agrava las desigualdades dentro de la sociedad.

En vista del profundo arraigo de los prejuicios raciales, herencia de la historia y de la persistencia de conductas discriminatorias, debemos plantearnos la lucha contra el racismo y la discriminación como un trabajo a largo plazo. Se trata de una labor que requiere una revisión constante de las estrategias y las políticas antirracistas junto con esfuerzos de coordinación en el ámbito internacional, nacional, regional y local.

plano de igualdad, en las esferas política, económica, social, cultural o cualquier otra de la vida pública”. En este sentido, la comunidad internacional condena la discriminación racial por considerarla una violación grave de los derechos humanos. El racismo es uno de los factores fundamentales dentro de los procesos sociales que originan la discriminación racial y su arraigo.
• Como doctrina, el racismo tiene su origen en las teorías y creencias que establecen una jerarquía de razas o grupos étnicos, o que otorgan determinadas atribuciones de valor en la diferenciación racial. Las teorías de diferenciación racial son
“científicamente falsas, moralmente condenables, socialmente injustas y peligrosas, y no existe justificación alguna, teórica ni práctica, en ningún lugar, para la discriminación racial” (preámbulo de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, 1965). Tales teorías son incompatibles tanto con los principios morales y éticos de la humanidad, como con la legislación internacional, que reconoce a todos los seres humanos como miembros de una especie, nacidos en igualdad de derechos y dignidad.


shape

¿Qué podemos hacer?
La lucha contra el racismo y la discriminación deben llevarse a cabo en distintos frentes: o Prevención y discriminación positiva: concienciar y educar en los valores de la tolerancia mutua, el respeto por la diversidad cultural, el diálogo intercultural, la convivencia pacífica, los derechos humanos y la ciudadanía participativa y democrática. o Seguimiento y vigilancia: recopilar datos y establecer indicadores adecuados con el objetivo de evaluar las situaciones discriminatorias y el impacto de las medidas adoptadas 
-  Fortalecimiento: ayudar a las víctimas a reafirmarse, reorganizarse y defenderse.
-  Mediación: arbitraje, pedagogía, concienciación y reconciliación.
-  Castigo: reforzar los mecanismos administrativos y judiciales y condenar con firmeza los actos racistas.

La lucha contra el racismo es cosa de todos. En primer lugar y principalmente, constituye una obligación legal y política de los estados y de las organizaciones intergubernamentales de ámbito regional e internacional. Se trata de una de las responsabilidades cívicas que deben asumir los organismos profesionales, los sindicatos, las organizaciones de voluntariado y el sector privado.
Además es una obligación moral y ética de las personas, en especial de quienes crean opinión, como artistas, periodistas, profesores, académicos, deportistas famosos y líderes comunitarios, políticos y religiosos. La función esencial de las autoridades municipales. Las ciudades se han convertido en los principales centros de mezcla étnica y cultural y acogen a un número cada vez mayor de extranjeros que, desde todos los rincones del mundo, acuden en busca de libertad, trabajo, conocimientos y oportunidades de intercambio.
> Si usted quiere esto en su comunidad envíele la carta descargable a la Municipalidad
> Ver caso de Diego Benavides.
Inicio | Nosotros | Descargas | Contactanos
Derechos Reservados Fundación Mundial Déjame Vivir en Paz - Telf: (506) 8836-6231 Fax: (506) 2244-0459 -San José, Costa Rica (2010) - Persona Jurídica : 3-006-576079
Políticas de Privacidad
Links de Utilidad